Galería

El 15-O según la prensa regional

Aruelu.com / Editorial
Mieres-Movilización ciudadana escontra’l capitalismu a nivel mundial
15.000 persones salen a les cais de la capital minera pa pidir un cambéu del sistema políticu-financieru
16/10/11
Más de 15.000 persones, sigún los datos facilitaos pola Policía, participaron güei en Mieres, la n’otru tiempu ciudá revolucionaria, na manifestación convocada pol Movimientu 15M sol llema Xuníos por un cambéu global, coincidiendo coles cellebraes en 950 ciudaes y 82 Estaos de tol mundiu.
Asina, con una manifestación que dio empiezu a les 17.30 hores na estación d’autobuses de la llocalidá mierense, y en percorriendo delles cais del cascu urbanu fasta acabar nel parque Xovellanos onde la marcha cellebrada n’Asturies en rempuesta al oxetivu de movilizar “millones de persones nel mundu escontra los mercaos financieros, la banca y la clas política” daba al so fin, Mieres recuperaba’l so aliendu reivindicativu d’años pasaos.
Los manifestantes lleeron un manifiestu, que recoyía que, “güei, xente de tol mundu salió a la cai y escaeció les sos diferencies pa lluchar por daqué que mos xune, por un bien común”.
Indicaron que’l movimientu surdíu del 15-M en Madrid y que nun tardó n’estendese a otres ciudaes d’otros países nun quier “más marionetes polítiques en manes de la banca” nin “ser tontos preseos que voten cada cuatro años y callen el restu”. Tampoco quieren “la tiranía de los mercaos” nin una “sanidá pa unos pocos, nin una educación al serviciu de les élites económiques”.
Tamién incidieron en que nun nagüen por un sistema que conderga a muerte por inanición a millones de persones, nin paru, nin precariedá, esclusión nin retayos sociales.
“Nun queremos esti sistema que los sos bilordios, hipocresía y arriquecimientu indecente son acaldía más evidentes”, añedieron, al empar que recordaron qu’agora qu’aporten les elleiciones “van pretender faenos creer que’l pueblu ye la so prioridá, que les polítiques que van llevar a cabu nos cuatro años prósimos van tar pensaes por y pal pueblu”, lo que calificaron de “bilordios”.
“Les sos promeses son papel moyáu, en cuanto piésllense los colexos elleutorales volverán escaecese de nós fasta les elleiciones prósimes “, señalaron quienes alvirtieron que “queremos dicir ’valió’ a los políticos que gobiernen al favor del gran capital, a les promeses incumplíes y a les guerres imperialistes”.
Demientres la lleutura del manifiestu, los convocantes recordaron que va cinco meses que s’empecipió’l movimientu, y “munchos de nós vimos un rayu de lluz, una esperanza, y cuando talantábemos que tóu taba perdíu, vimos que nun tábamos solos”.
Señalaron que l’espíritu del 15-M estendiose tanto pelos países de la rexón como per otros países, polo que caldía son más les persones que s’espierten de la so lletargu, qu’abren los güeyos a la realidá verdadera, y allóñense d’esi espeyismu inventáu que quieren imponenos, basáu nel egoísmu, lo superficial, na violencia, nel consumismu y na autoridá”.
“Siguimos y vamos siguir tando na cai, alzando les nueses voces y xuniendo les nueses manes pa construyir una sociedá nueva, desendolcando les ferramientes necesaries coles cuales combatir la imposición d’esti sistema terrorista nomáu capitalismu”.
Miles de persones tomen Mieres
POLÍTICA
Domingu, 16 de Ochobre de 2011 11:27
Unes 15.000 persones, según la Policia Llocal, manifestáronse ayeri en Mieres convocaos pol Movimientu 15-M y dientru de la xornada ‘Xuníos por un cambiu global’ que cuntó con movilizaciones en más de 950 ciudaes en tol mundu col oxetivu de movilizar “millones de persones nel mundu contra los mercaos financieros, la banca y la clas política”. La manifestación, que trescurrió ensin incidentes, salió a les 17.30 hores de la estación d’autobuses  y percorrió delles cais del cascu urbanu pa dir finar al parque Xovellanos, onde se lleó un manifiestu.
Asturias / Cuencas
Oleadas de indignación
CRÓNICA: Miles de personas se manifiestan en Mieres para pedir un cambio global
16/10/2011 07:29 / J.M.Huerga / MIERES DEL CAMÍN
Como los indignados del resto del mundo, el movimiento 15-M en Asturias se unió ayer a la oleada de protestas. Unas 15.000 personas de toda la región, según cálculos de la policía local, se dieron cita en Mieres en una movilización que discurrió sin incidentes. Al final de la marcha se leyó un manifiesto en el que se reivindicó la necesidad de los pueblos de levantarse “en un alzamiento pacífico global” para cambiar el sistema político y económico actual “por una auténtica soberanía global”.
Al contrario de lo que preconizaba Lampedusa. Esto es: “que todo cambie para que todo siga igual”, los indignados asturianos reivindican un cambio real. Con el mensaje, Uníos por un cambiu global, la pancarta que abría la marcha, la manifestación salió a las 17.30 horas de la estación de autobuses de Mieres. Más de hora y media después, la marcha llegó al parque Jovellanos, punto final del recorrido y donde se leyó el manifiesto reivindicativo.
Durante la marcha, que estuvo vigilada a distancia por la policía local y la policía nacional, se sucedieron el cántico de consignas. Eslóganes de diverso tipo que coreaban los manifestantes. Todos los mensajes pregonados ayer por los indignados en Mieres se traducían en una crítica al actual sistema político y económico y a la necesidad de cambiarlo. “Que no, que no, que no nos representan”, cantaban los indignados para denunciar la “falta de democracia real”: “la llaman democracia y no lo ye”.
Los manifestates fueron recorriendo las calles de Mieres, en una protesta que despertó la curiosidad de muchos mierenses que se concentraban en las aceras para ver pasar la marcha, transeúntes a los que los indignados gritaban: “y tu que estas mirando también te están robando”.
Al archiconocido eslogan del “ el pueblo unido jamás será vencido” le sucedía uno de los estribillos repetidos con más entusiasmo por los manifestantes, mayoritamente jóvenes: “el 15-M es la revolución, la revolución”, coreaban.
No faltaron tampoco los mensajes alusivos a la falta de vivienda o al paro que está generando la crisis económica: “Qué pasa, qué pasa, que no tenemos casa; qué ocurre, qué ocurre, que no tenemos curre”. También hubo gritos en los que se retaba al poder económico: “Aquí, aquí, anticapitalistas” .
Consignas Las consignas, en medio de un ambiente donde las bocinas, los silbatos y algún petardo hacían subir el nivel de decibelos, estaban acompañadas por cientos de pancartas que portaban los manifestantes, con mensajes de todo tipo: : Saquemos la basura , Despierta , Que gobiernen las putas, sus hijos no saben , Vivienda para todos y no para la banca o Ellos piden el voto, nosotros la democracia .
En el parque Jovellanos, en el manifiesto leído ante los miles de personas que participaron en la marcha, se recordó que ayer, desde América hasta Asia y desde África hasta Europa, los pueblos se están levantando para reclamar sus derechos y pedir una “auténtica soberanía”.
Los indignados recordaron que “es el momento de unir nuestra fuerzas, en un alzamiento pacífico conjunto de todos los pueblos sin colores políticos, sin símbolos y sin banderas”.
A la clase política y a las élites financieras ”a las que sirven” , el movimiento 15-M les recuerda que “ahora somos nosotros, las gentes, quienes vamos a decidir nuestro futuro”. Y a todos los poderes, políticos, militares y jurídicos, los indignados les exigieron ayer que “se pongan al servicio del pueblo, demostrando un ejercicio de verdadera democracia, para habilitar los mecanismos, cambios y reformas necesarias para garantizarnos una soberanía global”. Una soberanía que debe ser “alimentaria, política, cultural y social”.
Finalmente, el movimiento de indignados que ayer salió a la calle, según se recogía en el manifiesto, exige “el inmediato abandono del sistema neoliberalista” que, aseguran, “nos está llevando a la mercantilización del ser humano y, por tanto, hacia unaautodestrucción global”.
Durante todo el día de ayer y desde las horas previas a la manifestación, el movimiento 15-M de Asturias organizó actividades que comenzaron a las 13.30 horas en el parque Jovellanos, con una comida popular, un cuenta cuentos infantil y juegos malabares a cargo del grupo Desperteyu.
Al final de la manifestación hubo actuaciones musicales de Alfredo González, de Turón; el rockero Eloy, de Mieres, integrante de la banda A66; el rapero K-Nalón, de Langreo, y el grupo Raíces del Sonkoy (Avilés).
Lne.es » Caudal
Miles de ´indignados´ toman Mieres
La manifestación convocada por el Movimiento 15-M a favor de «un cambio global» recibe un respaldo multitudinario, que superó al de las últimas movilizaciones mineras en la ciudad
Los manifestantes, a la altura de la calle Valeriano Miranda de Mieres. fernando geijo
Galería de fotos: El Movimiento 15-M toma Mieres
MIERES DEL CAMINO, DAVID MONTAÑÉS El Movimiento 15-M recuperó ayer en Mieres parte del vigor perdido desde la celebración de las pasadas elecciones municipales y autonómicas. La manifestación convocada por esta plataforma reunió como mínimo a 5.000 personas. Ese es el cálculo que manejaban en Delegación del Gobierno en Asturias. Los organizadores hablaban de 10.000 personas y la Policía Local de Mieres cifró el número de participantes en 15.200. Recuentos al margen, los cierto es que la concentración fue multitudinaria, superando ampliamente las expectativas iniciales. Hasta el cierre de esta edición no se habían registrado incidentes.
«Hoy importa poco nuestra nacionalidad, ideología y religión, pues todos y todas formamos un único ser, con una única voz». Así definió ayer el espíritu de la protesta Ana Esther Díaz, la joven que ejerció de portavoz del Movimiento 15-M y que se encargó de leer el manifiesto preparado para la ocasión. La manifestación celebrada en Mieres tuvo un carácter regional y se enmarcó en una convocatoria masiva que se saldó con casi medio centenar de movilizaciones repartidas por todo el territorio nacional y protestas en 60 países del mundo.
La multitudinaria columna de «indignados» salió de las inmediaciones de la estación de autobuses de La Mayacina poco después de las cinco y media de la tarde. Al grito de «¡madreñazu al sistema!», los manifestantes recorrieron varias calles del centro de Mieres antes de llegar, ya pasadas las siete de la tarde, al parque Jovellanos, donde la protesta se transformó casi en una celebración con conciertos. Los asistentes, con una mayoritaria presencia de gente joven, avanzaron animosamente, sin dejar de lanzar al aire decenas de lemas y consignas, la mayoría contra los partidos políticos y contra las entidades bancarias. En la pancarta que abría la marcha se podía leer «Unidos por un cambio global». Otros eslóganes escritos en grandes letras fueron, por poner algunos ejemplos, «Ellos piden el voto y nosotros + democracia» o «El capitalismo no se reforma, ¡¡se destruye!!». Las misivas se contaron por decenas. Pasando casi desapercibido entre la multitud, asistió a la protesta el diputado nacional de IU Gaspar Llamazares, que estuvo acompañado por el coordinador regional de coalición, Jesús Iglesias.
Al término de la caminata, la ya citada Ana Esther Díaz leyó el manifiesto de la protesta y subrayó que «no queremos este sistema cuyas mentiras, hipocresía y lucro indecente son cada día más evidentes». También echó la vista atrás para buscar el origen de la manifestación celebrada ayer en Mieres. «Hace cinco meses, muchos de nosotros vimos un rayo de luz, una esperanza, y cuando pensábamos que todo estaba perdido, vimos que no estábamos solos, nacía el 15-M».
La manifestación convocada ayer en Mieres por los llamados «indignados» superó ampliamente en participación a la que organizaron los sindicatos mineros SOMA-FIA-UGT y CC OO en junio del pasado para reclamar el cumplimiento de los compromisos pendientes con las Cuencas. En aquella ocasión, fueron unos 3.000 los asistentes, una cifra muy inferior a la de ayer. De hecho, en Mieres hacía muchos años que no se veían una protesta de esta magnitud.
Raúl García, un joven gijonés desplazado en compañía de una docena de amigos, reconocía su sorpresa al inicio de la marcha: «Pensábamos que estaríamos entre dos y tres mil personas, pero nunca pensamos que nos encontraríamos con esta multitud». Una vez que la concurrida comitiva llegó al parque Jovellanos, la totalidad de esta zona verde quedó cubierta por una alfombra de personas. Muchos manifestantes siguieron los actos programados para finalizar la jornada desde las calles limítrofes ante la imposibilidad de acceder al parque. Superadas las siete y media de la tarde, la reivindicación de los indignados pasó al ámbito musical, con las actuaciones del cantautor turonés Alfredo González, el rockero mierense Eloy, integrante de la banda A66, y el rapero langreano «K-Nalón».
Nacional
Miles de asturianos se suman al 15-O, que convierte la ‘indignación’ en global
15.000 personas, según la policía local, participaron en una protesta que en todo el mundo se celebró en cien países
16.10.11 – 02:40 –
MARTA VARELA | MIERES.
Los indignados asturiano se concentraron ayer en Mieres para recorrer sus calles entre músicas y consignas para hacer ver la necesidad de que «todos debemos trabajar por un bien común». El centro de sus principales críticas estuvo claro desde el inicio de la marcha, la actual clase política y las nefastas consecuencias que «están enterrando a la sociedad mundial», por su «rendición ante la banca y el poder económico». La meta es «despertar» a todos los ciudadanos para que se unan al espíritu del 15M, dijeron los manifestantes.
Así, más de 15.000 personas, según los datos facilitados por la Policía, estuvieron ayer en Mieres participando en la única manifestación convocada en Asturias por el Movimiento 15M bajo el lema ‘Unidos por un cambio global’, coincidiendo con las celebradas en 950 ciudades y 82 países.
La manifestación, que transcurrió sin incidentes, partió a las 17.30 horas de la estación de autobuses de la localidad y tras recorrer varias calles del casco urbano finalizó en en el parque Jovellanos. A pesar de que la clase política estaba en el punto de mira, muchos integrantes de Izquierda Unida acudieron a la misma a título, desde concejales y responsables municipales hasta el candidato de IU, Gaspar Llamazares, y el coordinador regional de la formación, Jesús Iglesias.
Los manifestantes, a su llegada al parque Jovellanos, dieron lectura a un manifiesto que recogía que gente de todo el mundo ha salido a la calle y ha olvidado sus diferencias para luchar por algo que «nos une» para luchar «por un bien común».
Al final, el parque Jovellanos no pudo acoger a todos los participantes que se mostraban satisfechos y dispuestos a continuar luchando para cambiar la actual situación. «Seguimos y seguiremos estando en la calle, alzando nuestras voces y uniendo nuestras manos para construir una nueva sociedad, desarrollando las herramientas necesarias con las cuales combatir la imposición de este sistema terrorista llamado capitalismo».
Protesta global
Cinco meses después de que naciera el 15M para exigir «una democracia real» y una salida social a la crisis, los ‘indignados’ volvieron a inundar las calles madrileñas para exigir un «cambio global». Sin cifras oficiales, decenas de miles de personas acudieron a la cita del #15-O con los cánticos y lemas ya habituales como «Que no, que no, que no nos representan», «Ni un recorte más», «No hay pan para tanto chorizo» o ‘Culpables, culpables’, al pasar junto al Banco de España, y recorrieron la capital desde la plaza de Cibeles hasta una abarrotada Puerta del Sol, epicentro del movimiento y sede de una acampada que duró varias semanas. La manifestación de Barcelona fue secundada por unos 250.000 simpatizantes, según los organizadores (60.000, según los Mossos), y la marcha se desarrolló de forma mayoritariamente lúdica y festiva y sin incidentes de importancia.
Esta fue la tónica general en el resto de ciudades españolas que sumaron a la ‘indignación global’. En Sevilla salieron a la calle unos 50.000 ciudadanos; en Málaga, 20.000; en Valencia, 15.000; en Mallorca, Zaragoza, León y Santander la cifra rondó las 10.000 personas.
En el continente europeo, Roma , Berlín, Bruselas y Londres encabezaron las protestas. La capital italiana puso la cara negativa de la jornada con una batalla campal entre la Policía y centenares de encapuchados.
En Londres, la concentración fue frente a la catedral de San Pablo, situada en el centro financiero, al no poder acceder a la zona de la Bolsa. Julian Assange, responsable WikiLeaks, hizo una breve aparición de apoyo.
Al otro lado del Atlántico se esperaban manifestaciones en países de todo el continente. En EE UU, en Nueva York, Washington, Boston, Dallas, Los Ángeles y otras grandes ciudades del país.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s