Galería

POR LA CONTINUIDAD DEL NIEMEYER CON UNA GESTIÓN TRANSPARENTE Y PÚBLICA

Escrito revisado basado en el artículo de opinión EL15M ANTE LA PROBLEMÁTICA DEL CENTRO NIEMEYER. Aprobado el 4/11/2011 en la Asamblea General del 15M de Avilés.

Llevamos varias semanas asistiendo a un baile esquizofrénico de declaraciones vertidas en la prensa asturiana, como resultado de la disputa entre FORO y PSOE, que ha derivado en la toma como rehén político al Centro Cultural Oscar Niemeyer. La denuncia por parte del Consejero de Cultura de una serie de facturas sin justificar, ha encendido un debate en torno al modelo de gestión del centro, que no es más que un espejismo de lo que realmente se está dilucidando en este conflicto. La disputa hegemónica por el control político del mismo.

Para entender este entramado laberíntico de descalificaciones y verdades absolutas debemos remontarnos al principio de esta historia. Oscar Niemeyer regaló su proyecto a la Fundación Príncipe de Asturias ante la petición de crear un museo de dichos premios. No fue un regalo a nuestra querida ciudad. Su actual ubicación responde a una decisión política de Areces como presidente autonómico frente a la disputa con Gabino de Lorenzo, que no aceptaba una localización fuera de la sede natal de los mismos. Ante dicha negativa se decide cambiar el proyecto y de un posible museo pasa a convertirse en el actual Centro Cultural.

En el mes de Marzo de este año se inaugurará, sin estar finalizado ante unas elecciones próximas en el tiempo. Basta repasar la propaganda electoral de las últimas elecciones municipales para encontrarnos las siglas del PSOE estrechamente vinculadas con el Centro Niemeyer. Durante estos meses se programan actividades, muchas de ellas de gran calidad, y entre dichas actividades charlas de Felipe González o Leire Pajín, que indican cierta apropiación partidista. La politización de este centro es palpable desde su inicio, por mucho que nuestra alcaldesa intente elaborar un discurso neutral en defensa de un proyecto cultural.

El cambio en los estatutos del patronato es el verdadero epicentro del conflicto. La modificación de los mismos, hecho deprisa y corriendo tras la derrota electoral del PSOE y ante un inminente formación de un nuevo gobierno regional, suponen una merma en la representatividad del Principado. De los cuatro representantes se pasan a únicamente uno, cuando éste aporta la principal fuente de financiación. De igual forma se modifica el presidente de Honor, que pasa del ministro de cultura al nombramiento individual, en este caso en la persona de Manuel Díaz, antiguo presidente de la EMI y se nombra Presidente de Honor Vitalicio y con derecho a voto al Señor Areces.

El Principado ha contribuido hasta la fecha con 44 millones de euros. Si tomamos por ejemplo el ejercicio económico del 2010, la Fundación del Centro Niemeyer gestionó 1.355.000 euros de dinero público. Es un escándalo que con la inmensa cantidad de capital público invertido en este Centro la intención del actual equipo de gobierno de Avilés sea la privatización del mismo.

Pero no acaban aquí las preguntas. ¿Cómo es posible que empresas como Asturiana de Zinc o empresarios como Daniel Alonso formen parte de un patronato de una Fundación cultural? ¿Acaso estas empresas tienen una especial sensibilidad y compromiso por la cultura o buscan otro tipo de ventajas en su participación como pueden ser las rebajas fiscales? ¿Acaso nadie reflexiona sobre el futuro papel de Cajastur como fuente de financiación privada del Centro Niemeyer, una vez finalice su obra social como caja y pase a convertirse en un banco privado tal y como está previsto?

A este enjambre de maniobras políticas se ha sumado en las últimas semanas un nuevo actor, la Plataforma ciudadana “Yo apoyo al Centro Niemeyer”. Surge como la expresión de la voluntad popular del pueblo avilesino por mantener la actividad del Centro ante una eventual paralización de la programación cultural.

En su nacimiento tuvo una vocación apartidista que muchos ciudadanos y ciudadanas que participan aún conservan, pero se ha convertido en el juguete preferido del PSOE en su batalla por conquistar la opinión pública de la ciudadanía avilesina. No hace falta más que constatar la última rueda de prensa de esta Plataforma, previa a la última manifestación, para atestiguar el papel protagonista de nuestra alcaldesa en defensa del actual modelo de gestión y de ningún otro. Una plataforma impulsada por la unión de comerciantes que se ha descolgado de la última convocatoria y dentro de ella, muy especialmente por algunos hosteleros de la ciudad, cuyos intereses económicos son más que evidentes debido al número de visitantes que este centro está aportando a la ciudad.

Desde el 15M también apoyamos al Niemeyer desde la crítica y la reflexión. Entendemos que después de la inversión millonaria que ha supuesto poner en marcha el proyecto cultural, éste es un asunto que debe resolverse mediante una distribución equitativa del Patronato, sin ansias de poder de unos y de otros, pero sobretodo garantizando su gestión pública. Apoyamos un centro cultural que efectivamente ha situado a la ciudad de Avilés en el plano- mundo de la cultura, pero no la privatización del mismo, modelo que defiende el actual equipo de gobierno.

Defendemos una gestión transparente y controlada por el conjunto de la ciudadanía. Exigimos por tanto la clarificación del cobro de las 42 facturas de la Fundación Niemeyer con pagos que ascienden a 261.366 euros que el actual Gobierno del Principado denuncia no estar debidamente justificadas. La ciudadanía debe saber en qué se gasta el dinero público. Además creemos que la gestión cultural debe incluir un plan de dinamización del sector cultural en Asturias, que contemple a los creadores locales y regionales y el desarrollo de proyectos de formación y participación cultural popular que enlacen lo local con lo internacional para convertir el Centro en lo que su creador bautizó originariamente como plaza del pueblo. La cultura del espectáculo más comercial no es la cultura que desde el 15M defendemos.

Tampoco compartimos la exigencia de la actual alcaldesa que atribuye al Centro Niemeyer la responsabilidad de ser el motor de la economía avilesina y el generador de la riqueza. Si bien pensamos que el impacto económico de este centro puede ser beneficioso para la ciudad, por el momento estos datos están por confirmar, atendiendo al actual número de parados y paradas o al número de contrataciones directas que dicho centro ha generado.

A pesar de compartir alguna de las críticas que realiza FORO, queremos denunciar su posicionamiento como demagógico. Nunca ha estado entre sus convicciones ideológicas la defensa del modelo público como garantía de derechos universales tales como la sanidad, la vivienda o la educación. Su apuesta estratégica es convertir estos derechos en espacios de negocio y fuente de beneficios particulares. Por eso entendemos que la actual postura obedece más a intereses partidistas en su pugna con el PSOE, que por una verdadera convicción de la entidad pública como principal gestor del Centro Niemeyer. Ellos nunca han creído demasiado en los valores de la cultura, son más partidarios de los valores que encarnan la banca y la patronal.

¡Basta de secuestros partidistas!

¡El Centro Niemeyer no es de FORO ni del PSOE es del pueblo!

Anuncios

3 Respuestas a “POR LA CONTINUIDAD DEL NIEMEYER CON UNA GESTIÓN TRANSPARENTE Y PÚBLICA

  1. Pingback: Asamblea de Avilés: por la continuidad del Niemeyer | Crónica Popular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s