Galería

A debate: Carta de la asamblea de Avilés al 15 m asturiano

Artículo de opinión presentado para debate en la Asamblea General. La  asamblea del 15M de Avilés no se identifica necesariamente con su contenido.

Vamos a cumplir una año de actividad. El 15m se ha mantenido durante todo este tiempo y ese es el logro. Evidentemente la participación ha bajado. La principal explicación es el cansancio de una actividad continuada, que no da resultados inmediatos y la necesidad que muchas personas tienen de “volver a sus vidas”. Esto es natural en cualquier movimiento social. También hay que reconocer que ciertos errores y dinámicas que se puedan haber generado influyen negativamente en la participación y determinan el abandono de algunos compañeros y compañeras. Esto último es evitable y es aquí donde hay que poner mayor énfasis.

En la asamblea de Avilés intentamos crear una dinámica de funcionamiento lo más participativa posible. Evitar que algunos compañeros o compañeras tomasen un excesivo protagonismo, fomentar el debate y llegado el momento votar para tomar decisiones. No quisimos hacer del consenso un fetiche, debe ser una objetivo pero no puede paralizar la toma de decisiones. A veces la búsqueda de ese consenso se hace tan difícil que se llega a él únicamente por agotamiento y al final es el consenso de los que resisten asambleas interminables. Este tipo de dinámicas crean un grupo “dirigente” dentro de la asamblea. Conscientes de este peligro pusimos todo lo que estuvo de nuestra parte para evitarlo.

Consideramos también que para trabajar con el resto de las asambleas asturianas del 15m se hacía indispensable un órgano de coordinación con portavoces de cada zona. Así lo propusimos reiteradamente para evitar los problemas que una asamblea regional abierta causaba. Al final se convertía en un debate más que en una reunión de trabajo, y terminaba teniendo más peso no la idea que más apoyos tuviera en las asambleas locales sino aquella que con más reiteración se defendía. En aquellas asambleas se repetían las mismas caras una y otra vez, la dinámica contraria de la que entendíamos en Avilés. Finalmente se avanzó en la coordinación pero queremos señalar algunos vicios que aún sufrimos:

  • Algunas personas monopolizan las intervenciones, piden la palabra varias veces restando tiempo para otras voces.

  • El tono de algunas intervenciones no es muy respetuoso para con el conjunto del movimiento. Se han escuchado definiciones del movimiento que no gustan a un sector amplio. Un elemento unificador del 15m fue la no definición, el rechazo a los “ismos” como definición del propio movimiento. Todas las ideas deben se bien recibidas aunque no sean compartidas, el 15m es un espacio de unidad.

  • Algunas personas no respetan los acuerdos. Las movilizaciones conjuntas del 15m Asturies tienen que procurar respetar lo acordado. Si se considera hacer una movilización con una consigan concreta, con una pautas determinadas, no nos parece legítimo usar el contexto para amplificar la ideas propias. Debe respetarse escrupulosamente lo acordado. Además tenemos que avanzar en esa definición de pautas a seguir en estas movilizaciones. Sobran ejemplo pero queremos terminar haciendo una reflexión sobre lo sucedido en la huelga general. El bloque crítico fue una idea que discutimos muchas veces en Avilés para al final alcanzar un acuerdo amplio. Este acuerdo se hizo sobre la base de unos principios mínimos. Marchar separados, golpear juntos, esa fue la idea que resumía el acuerdo. Necesitamos marchar con la ciudadanía que sigue las convocatorias de los sindicatos mayoritarios pero también necesitamos expresar nuestras diferencias con las cúpulas sindicales. Esa crítica debía hacerse desde el respeto. No era nuestro objetivo reventar la manifestación de los mayoritarios, no era nuestro objetivo reventar discursos ni enfrentarnos a nadie. Sin embargo algunos compañeros utilizaron el momento para llevar la crítica hasta lo irrespetuoso. En la asamblea que después tuvo lugar, algunos compañeros de sobra identificados con el movimiento 15m planteaban marchar hasta la comisaría antes de que la propia asamblea lo decidiese, incluso con comentarios de lo inútil que era “hablar”. Finalmente en la última interasamblea el debate fue monopolizado por algunos que no estaban ejerciendo de portavoces y que simplemente expresaban con insistencia sus propias ideas.

Planteamos esta carta a las asambleas de las zonas como una aportación más al debate del momento en el que nos encontramos y de la manera de afrontarlo. Creemos que es necesario cambiar muchas cosas, mejorar nuestro funcionamiento como movimiento social plural y democrático.

Puxal’l 15 m

Anuncios

Una respuesta a “A debate: Carta de la asamblea de Avilés al 15 m asturiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s